Fugas agua caliente sanitaria

Existen multitud de diferentes fugas de agua y entre ellas encontramos por ejemplo el agua caliente sanitaria (ACS) que está destinada al consumo humano. De esta clase es el agua potable y antes de llegar a nosotros tiene que ser calentada previamente. Este calentamiento puede ser obtenido mediantes dos aparatos, por las calderas o los calentadores. Y estos a su vez, utilizan distintas formas de energía tales como electricidad, petroleo o gas natural que son las más comunes o energía solar termica, que aunque es menos habitual se va introduciendo poco a poco en más hogares debido a su menor impacto medioambiental.ss

La generación de agua caliente para usos sanitarios se divide en dos tipos de instalación, los conocidos como calentadores y los denominados calefactores solares. Los primeros, son un circuito abierto y los segundos cerrado.

Los calentadores son colectores solares que reciben primero el agua de consumo y lo calientan. Este sistema baja costes y es más eficiente enérgicamente hablando.

Sin embargo, entre sus inconvenientes encontramos que si estamos en zonas con temperatura por debajo del punto de congelación del agua, o en zonas de alta concentración de sales, estas, terminaran por obstruir los paneles.

El agua potable utilizada para el consumo humano es aquel agua que puede ser consumida sin ningún tipo de restricción.

SERVIFUGAS le recomieda seguir estos consejos que son muy fáciles de poner en práctica, asi que empiece ya y empiece a ahorrar.

Guía

  • Escoja sistemas de acumulación de agua caliente, son más eficientes que los de instantánea.
  • Asegúrese del perfecto aislamiento, así conseguirá no perder calor y ahorrara energía.
  • Suministre mejor el consumo, no deje el grifo abierto en el afeitado ni en el cepillado de dientes innecesariamente.
  • Dúchese en vez de bañarse es casi 4 veces inferior el consumo.
  • Evite fugas de agua y goteos. Un goteo podría ocasionar al mes una pérdida de hasta 100 litros.
  • En el mercado existen cabezales de duchas de bajo consumo conseguirá gastar la mitad de agua.
  • Utilice aireadores o reductores de caudal con el fin de reducir el consumo.
  • Reguladores de temperatura con termostato, en la ducha llegan a un ahorro de un 6%.
  • La temperatura aconsejada es de entre 30 °C y 35 °C. Asegúrese de estar entre estas dos medidas.
  • Cambie los grifos por monomandos, los grifos que aún están separados para el agua fría y el agua caliente tienen un gasto mayor.
  • Use sistemas de doble pulsador o de descarga parcial para la cisterna ya que ahorra una gran cantidad de agua en cada pulsación.

Calle Hamburgo 1398 , Ñuñoa Santiago, Teléfono: (2) 22660040,  mail: contacto@amestica.cl